sábado, 1 de febrero de 2014

Hazme una máscara, de Dylan Thomas

Hazme una máscara y una pared que me aparten de tus espías,
De esos ojos filosos y esmaltados, de esas garras patéticas
De ultraje y rebelión en los orfanatos de mi cara,
Hazme una mordaza de árbol mudo que ataje a mis jurados enemigos,
Una lengua de bayoneta que diga esta plegaria a la intemperie,
Una boca expresiva, una trompeta en que soplar dulces mentiras
Y el rostro de un idiota tallado en roble y una antigua armadura
Que acorace el cerebro brillante y aturda a los inquisidores
Y hazme un pesar de viudo que, al bajar de las pestañas saturado de lágrimas,
Cubra la belladona, para que así estos ojos secos sepan ver
Cómo delatan los demás el engaño gimiente de sus pérdidas
En la curva de la boca desnuda o en la risa tramposa.


Dylan Thomas (Gales, 1914-1953)


No hay comentarios:

Publicar un comentario