miércoles, 19 de enero de 2011

plaza roma, de Silvia Álvarez

al primer día ella se colgó de las hamacas hasta el cielo
al día segundo jugó con tu bastón y vos
en día tercero de llovizna
con campera roja roja me esperaste
sentado en la escalinata

del cuarto día quedó
tu pelo desprolijo y tu mano
que me vió llegar
y no se pudo saber a ciencia cierta
hacia dónde íbamos
en el día quinto
pero quedaron los agujeros en la tierra
como clavos que se clavaran

a causa del juego de la mancha
que jugamos en el sexto día
no pudieron crecer hijitos otros
en mi vientre
hicimos
un pacto salvaje y

al séptimo día volví
a la plaza al banco a los agujeros
a la hora en que la gente sale
a calentarse al sol las muertecitas los dijuntos varios y
la escalinata se me plantó enfrente
y hay árboles frondosos encima de mi cabeza
y no podrán crecer ya nunca
hijitos otros de mi vientre

(de "Grandísima furia lo asista", Libros de Tierra Firme, 1986)

1 comentario: